La historia de las relaciones entre la Santa Sede y China

 — Federico Lombardi S.I. —

Las relaciones entre la Santa Sede y China han tenido vicisitudes alternas desde el siglo XVIII hasta el presente: desde la Guerra del Opio hasta el protectorado francés sobre las misiones en China, desde la dramática Rebelión de los Bóxers hasta las relaciones diplomáticas, desde la ascensión al poder de Mao Tse‑tung hasta las reformas del nuevo régimen y el diálogo actual. Las fases de esta intrincada historia pueden resumirse brevemente en sus etapas principales.

Imperialismo occidental y protectorado francés

 Después de la Primera Guerra del Opio (1839-1842), en el marco de la debilidad del Imperio chino y de la afirmación del poder político, militar y económico de las potencias occidentales en China con los «tratados desiguales», se establece el protectorado francés sobre las misiones de la Iglesia católica, referido tanto a los católicos extranjeros como también a los autóctonos (Tratado de Whampoa, de 1844, y después, de 1856).

El vínculo con Francia (y, análogamente, con otras potencias para las otras confesiones cristianas) refuerza en gran parte de la sociedad china la idea del cristianismo como religión extranjera y atrae hacia los cristianos el odio xenófobo, que explotará de manera trágica en la Rebelión de los Bóxers.

Por su parte, la Santa Sede es consciente de la necesidad de formar un clero nativo[1] y, desde mediados del siglo XIX, se comienza a hablar del tema de las relaciones entre la Santa Sede y China.

En 1886, durante el pontificado de León XIII, se llega, por iniciativa china, al intento de establecer «relaciones amistosas». Pero el papa renuncia a enviar un nuncio, no solamente por la oposición del Gobierno francés, sino también por temor a consecuencias negativas en el apoyo general a las misiones por parte de los católicos franceses. Cada día se hace más clara la toma de consciencia de que el protectorado francés tiene aspectos que condicionan a la Iglesia.

Para leer el texto completo, haga clic en …