Nelson Mandela

Nelson Mandela

Su vida y su herencia

 — Anthony Eagan S.I. —

Introducción

El 18 de julio de este año se celebró el centenario del nacimiento de Nelson Rolihlahla Mandela. Ganador de forma compartida del Premio Nobel de la Paz de 1993 y distinguido con muchas condecoraciones, Mandela fue el primer presidente democrático de Sudáfrica en la era post-apartheid (1994-1999) y está reconocido como uno de los mayores estadistas del siglo XX.

En este artículo examinaremos su carrera, el estilo de su liderazgo, su fe y algunas de las polémicas póstumas sobre su persona, concluyendo que, a pesar de sus muchos defectos, su grandeza sigue intacta. Más aún, sugeriremos que, sobre todo como personaje público, ha encarnado muchos de los preceptos fundamentales del pensamiento social católico.

Una breve biografía

Puesto que la vida de Mandela ha sido exhaustivamente ilustrada por su autobiografía[1] y por sus biógrafos[2], y su historia es ampliamente conocida, presentaremos solamente un breve resumen.

Nacido en 1918 en Mvezo, cerca de Mthatha, en la que hoy es la provincia del Cabo Oriental, Mandela era hijo de un jefe de la tribu Thembu y, tras su iniciación en la etnia xhosa, recibió el nombre de Dalibunga («creador de parlamentos», apelativo en verdad clarividente). Aunque, probablemente, este nombre quería expresar el papel previsto para él en el seno del clan xhosa, resultó profético respecto de su posterior carrera política.

Después de haber asistido a escuelas misioneras metodistas y a las universidades de Fort Hare y de Witwatersrand, Mandela completó los estudios jurídicos en Johannesburgo. Como abogado fundó un estudio en sociedad con su amigo Oliver Tambo. Ambos llegaron a ser miembros activos de la sección juvenil del Congreso Nacional Africano (CNA), un movimiento político fundado en 1912 para extender los derechos políticos y sociales de la población negra en Sudáfrica.

Para leer el texto completo, haga clic en …